La base de un buen tratamiento es un buen diagnóstico

Con el Diagnóstico Facial Personalizado disponemos de un informe detallado de la piel del paciente, que nos permite identificar y localizar las zonas que deben mejorarse, cuales presentan peor estado y aquellas donde puede haber lesiones cutáneas. Realizando un correcto diagnóstico facial conseguimos los resultados deseados por nuestros clientes siendo así, el pilar fundamental para poder personalizar los tratamientos.

El diagnóstico se basa en 4 pasos:

Diagnostico visual

01

Diagnostico táctil

02

Diagnostico verbal

03

Diagnostico mediante aparatología

04

¿Que analizamos?

Pigmentaciones

01

Alteraciones vasculares

02

Estado de las arrugas

03

Marcas cutáneas

04

Zonas enrojecidas

05

Poros

06

Con el diagnóstico, el tratamiento a realizar será el que mejor se adapte a las necesidades de la piel, garantizando los mejores resultados.
 

SUBIR
CA EN FR ES